JBI Asociados

Nuevas tecnologías y protección de datos: una necesidad del siglo XXI

Home  >>  Sin categoría  >>  Nuevas tecnologías y protección de datos: una necesidad del siglo XXI

Nuevas tecnologías y protección de datos: una necesidad del siglo XXI

On septiembre 20, 2017, Posted by , In Sin categoría, With 1 Comentario

Nuevas tecnologías y protección de datos tienen una intensa relación con los usuarios y ciudadanos como protagonistas principalesLa relación entre nuevas tecnologías y protección de datos se ha mostrado directamente proporcional conforme han avanzado las primeras. Hasta hace apenas una década, prácticamente ningún ciudadano reparaba en qué manos caía su información personal o pensaba en proteger su privacidad y protección de datos en internet. Ahora, las nuevas y agresivas técnicas de marketing digital, el potencial uso delictivo de las grandes bases de datos y la mayor concienciación respecto a la ciberseguridad ha hecho que muchos usuarios lo contemplen como un derecho fundamental con un garante principal: la LOPD.

¿Qué es la LOPD?

La Ley Orgánica de Protección de Datos es el marco legal al que los usuarios se acogen para proteger su privaciad e información personal ante posibles usos perjudiciales para sus intereses. Muchas empresas, ya sea a través de formularios de internet, registros en redes sociales o compras virtuales manejan datos de sus usuarios: nombres completos, números de tarjetas de crédito, direcciones postales, números de teléfono… Un sinfín de información que desprotegía a los ciudadanos ante determinadas prácticas que, ahora, pueden estar penadas por ley.

¿Cuando entrará en vigor la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos?

La nueva Ley Orgánica de Protección de Datos, que entrará en vigor la próxima primavera, entre otras cosas endurece las sanciones contra el spam y otras actividades similares que vulneran los derechos a la privacidad de los usuarios. Pero, visto desde el prisma de una empresa, ¿cuáles son las sanciones si incumples la LOPD en internet? Cualquier pequeño e-commerce puede manejar este tipo de información pero, si no se ajusta a la norma a la hora de gestionarla, puede sufrir consecuencias.

¿Qué especifican la LOPD y la LSSI?

Detalles tan aparentemente pequeños como tener que aceptar explícitamente las condiciones del servicio al registrarse (y que la empresa no dé por hecho que es así) o poder apuntarse en unas listas para auto-excluirnos de las compañías que hacen spam son algunos de los derechos de los ciudadanos en el ejercicio de su protección de datos, ya sea en el mundo online o en el analógico.

La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) es el marco normativo complementario a la LOPD que, entre otras cosas, rige el comercio electrónico. En su articulado se recoge todo el protocolo legal necesario a la hora de montar un e-commerce: desde la identificación de la empresa, los códigos de conducta y la información que se requiere hasta las condiciones que toda empresa debe respetar de forma que prevalezcan los derechos y protección del usuario.

¿Te puede denunciar la Agencia de Protección de Datos si incumples la Ley?

Internet y la protección de datos implican una bidireccionalidad: si bien las empresas podían hasta ahora acceder casi impunemente a grandes bases de datos en las que obtener información para realizar sus campañas y acciones comerciales, también es totalmente factible que esa información tenga una trazabilidad que permita a las autoridades llegar hasta las compañías que no sean escrupulosas en el tratamiento de los datos.

La Agencia Española de Protección de Datos, en efecto, tiene la potestad no solo de investigar, sino de sancionar a aquellas empresas que incurran en negligencias. Las nuevas tecnologías han hecho la protección de datos una obligación para todos: los ciudadanos son más conscientes de los riesgos que entraña ceder su información personal a la ligera, les ha dado las herramientas para protegerse y las empresas, que hasta ahora manejaban libremente ingentes cantidades de información, tendrán que gestionar con pulcritud cada kilobyte.

Un comentario:

  1. […] momento un plazo de dos años para comenzar a aplicarse: es decir, en poco más de medio año, una práctica que ha evolucionado en técnicas y necesidad por igual, pasará a regirse por una normativa diferente y que deroga la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close